Doctrina de la Humanidad

Como creación suprema de Dios, la humanidad fue hecha a imagen y semejanza.  Ante el engaño del enemigo, la humanidad se corrompió y fue destituida de la gloria de Dios. El amor por el ser humano y su valor para Dios es tanto que se pone en curso un plan para el rescate y restauración de la relación fracturada.